Psicología Infancia y Adolescencia

ALFA. Psicología infantil y adolescente.

El servicio de Psicología Infantil está dirigido a niños y niñas que pueden presentar dificultades en su desarrollo psicológico o están en riesgo de presentarlos, así como problemas en las relaciones que establece con su familia, adultos de referencia e iguales, repercutiendo en su funcionamiento familiar, escolar o social.

En ALFA Psicología comenzamos el tratamiento realizando una valoración inicial del caso, durante las primeras sesiones recogemos información a través de entrevistas y el uso de algunas herramientas como los cuestionarios y otras pruebas. De esta manera, nos aseguramos de plantear adecuadamente los objetivos que van a marcar las directrices de la intervención, en la que se utilizarán diferentes técnicas y recursos según la etapa evolutiva y nivel de desarrollo del niño, sus características y sus necesidades. Una vez conseguidos los objetivos marcados y examinada la evolución con la familia, realizamos un seguimiento periódico, con el objetivo de mantener los logros adquiridos.

ALFA. Psicología infantil y adolescente.

ALFA. Psicología infantil y adolescente.

dibujo terapia infantil

De 3 a 6 años: miedos, celos, problemas de conducta, control de esfínteres, hábitos de sueño o de alimentación, impulsividad o agresividad, entre otras.

De 6 a 11 años: problemas de conducta, cambios en el estado de ánimo, dificultades para relacionarse, timidez, problemas en el colegio, celos, hábitos de sueño o de alimentación, acoso escolar, dificultades de adaptación, impulsividad, problemas de atención o concentración, entre otras situaciones.

De 11 años en adelante: insatisfacción con la imagen corporal, dificultades de relación, bajo rendimiento académico, confilctos familiares, dificultades escolares, cambios en el estado de ánimo o ansiedad, entre otras.

Reserva tu cita

ALFA. Psicología infantil y adolescente.

Nuestro método de trabajo cuando trabajamos con niños y niñas integra actividades de carácter lúdico, como cuentos, juegos, dibujos y otras tareas que favorecen su expresión y el asentamiento de una base adecuadas en su desarrollo.  En este sentido, trabajamos aspectos relacionados con las emociones, el autocontrol, las habilidades sociales, entre otros, provocando cambios en la forma de pensar, sentir y actuar durante las primeras etapas de la vida. Estos aprendizajes dotan a los niños de habilidades y estrategias para desenvolverse en las diferentes situaciones a las que se enfrenten.

De modo diferente, cuando trabajamos con adolescentes, integramos con mayor frecuencia estrategias de tipo verbal, a través de entrevistas basadas en el diálogo, favoreciendo su expresión emocional. Consideramos la adolescencia como una etapa de retos y posibilidades, un periodo de formación de la propia identidad, de búsqueda de autonomía y de adquisición de numerosos conocimientos, en la que pueden surgir nuevos contextos y nuevas dificultades. Por eso tratamos de identificar y potenciar las fortalezas que presenta el adolescente, así como incidir en las debilidades o dificultades que pueden estar ocasionándole malestar, y que pueden estar expresando de diversas formas.

ALFA. Psicología infantil y adolescente.